martes, 28 de julio de 2009

TEDDY KRUEGUER presenta "Orientación Magnética"


Jueves 30 de Julio

Plaza 9 de Julio

17.00 Hs.

Espectáculo gratuito


El jueves 30 de julio a las 17:00, con un estilo indefinido entre Rock & Pop, “Teddy Krueguer” presenta su nuevo trabajo discográfico "Orientación Magnética". Los jóvenes músicos compartirán escenario junto a las bandas “MG0” (Bs. As.) y “Mi karma González” (Salta), interpretando temas propios. El espectáculo se realizará en la Plaza Central de nuestra ciudad y será de carácter gratuito. La banda está compuesta por Facundo Urtasun (guitarras y coros), Emiliano Livelli (bajo y voz), Gastón Oliver (teclados, programaciones y coros) y Tote Molina (batería).

¿Las grabaciones son independientes o se asociaron con algún productor?

TK ― Son independientes. Estamos juntos desde hace 2 años (Agosto de 2007), y en Diciembre de 2007 hemos grabamos los 4 temas que teníamos compuestos hasta esa fecha. Luego, trabajamos en este disco, grabado en Bs. As., durante la segunda quincena de Enero de este año, la edición se hizo en Salta en el mes de febrero y la mezcla se realizó en Bs. As. durante el mes de marzo.


¿Qué característica importante presenta el nuevo disco?

TK ― Lo vamos a regalar por Internet, para que los usuarios puedan descargarlo directamente de la página.


¿Cuántos temas tienen compuestos?

TK ― Tenemos como 30 temas. Y estamos tratando de componer el segundo disco.


¿Cómo se organizan para componer?

TK ― Componemos entre todos. Alguien tiene alguna idea, algún patrón y de ahí se empiezan a agregar cosas. Nuestras letras abordan las temáticas de la vida y del amor.


¿A qué se debe la proliferación de bandas que existe actualmente en Salta?

TK ― Es cierto, cada vez hay más movimiento musical en Salta. Muchas bandas salteñas tienen buen nivel, quizás porque Salta siempre fue “tierra de cantores”. Pero nosotros tenemos mucho que ver con ese movimiento artístico, desde que nosotros aparecimos nos dimos cuenta de un cambio y, al parecer, los demás músicos dijeron “bueno, nos pongamos las pilas porque estos artistas nos van a pasar por encima”.


¿Cuánto tiempo dedican a los ensayos?

TK ― Generalmente, ensayamos de tres de la tarde a siete. Pero a nosotros la práctica no nos interesa tanto porque existe una diferencia entre ser músico sesionista y ser músico de una banda de rock, si bien es importante tener una buena técnica, no es menester ser un “virtuoso del instrumento” lo que importa es tener armonía como compañero de banda y hacer algo creativo entre todos. No tiene que ver tanto con “qué bien toca cada uno individualmente como músico. Eso es algo que criticamos mucho a la gente de Salta, los músicos salteños piensan que tocando bien son lo mejor, y practican mucho, pero vos podés tocar re-bien y podés tener un límite terrible que no podés componer ni un solo tema. Esto le pasa a mucha gente, que pueden tocar muy bien pero no son capaces de componer ni un solo tema.


¿Con qué tipo de apoyo económico cuentan?

TK ― Para este recital obtuvimos 16 espónsores, pero el gobierno no apoya a los artistas. A nadie le interesa lo que sucede con la cultura. El gobierno siempre está muy ocupado con otras cosas, nunca sabemos para qué está la Secretaría de la Cultura.


¿Surgen algunos obstáculos para organizar los recitales?

TK ― Y bueno, para el recital del 30 estuvimos 3 semanas dando vueltas, nos enviaron a hablar con el cardenal de la Catedral para que nos dejen tocar. Nadie se quiere hacer responsable de la firma, unos dicen que si no firma otro él no firma y así nos tienen dando vueltas.

Fui a la Iglesia para hablar con el obispo, pero él dijo: “Yo no tengo por qué darte permiso ni nada, si la plaza no es mía, esto es un problema del gobierno que no se quiere hacer cargo de las decisiones y me ponen como responsable, pero las autorizaciones las deben dar ellos. Yo solo soy el obispo de la Catedral, pero a nosotros sí nos gusta la música, cómo vamos a estar en contra de eso si eso es cultura”.” Lamentablemente, en Salta el Gobierno es más conservador que la iglesia.

¿Cuál es su relación con el público?

TK ― Muy bueno, si bien nuestro estilo es muy comercial, nosotros apuntamos a un público masivo. Nuestra música es muy amplia tratamos de abrirnos, que nos pueda escuchar todo el mundo.


¿Qué objetivos pretenden lograr con su música?

TK ― Apuntamos a convertirnos en una banda masiva y eso significa inversión, por eso tratamos de llevar a los shows el mejor sonido y las mejores luces. El objetivo central de este año es poder llegar con los conciertos hasta Córdoba y consolidarnos un poco allá.

Nos interesa que todo el mundo nos escuche, queremos llenar estadios hasta en La India, lo que más nos interesa es “la trascendencia” y queremos grabar en los estudios de Miami. Es necesario el perfeccionamiento musical pero también nos interesa mucho la parte material porque queremos tener buenos instrumentos y son muy caros.


¿Qué músicos suelen escuchar?

TK ― De todo; hasta “Damas gratis” escuchamos. Siempre los ponemos de ejemplo porque sabemos apreciar lo que hacen. También nos encanta “Miranda”, “Calle 13”, “Marilyn Manson”, “Soda Stereo”. Pero también hay bandas que no nos gustan a los cuatro sino solo a uno de nosotros.


¿Qué distinción observan entre los músicos de rock-pop de Buenos Aires y los músicos salteños?

TK ― En Buenos Aires la gente no está conectada a la naturaleza como nosotros acá. Aquí, te levantás y no hay bocinazos a cada rato y esto te genera cierta conexión interna. En Buenos Aires la gente está perdida porque nace adentro de una caja de cemento y se muere adentro de esa caja de cemento y eso limita la parte expresiva.

Buscan ser “originales” y no “profundos”. En las grandes ciudades la gente gasta energía en una competencia que no llega a ningún lado, no son honestos con ellos mismos porque buscan ser como los otros. No están conectados porque no saben quiénes son ellos. Todas quieren ser originales pero ninguna lo es, hay cien mil millones de bandas que no llegan a ningún lado. También hay bandas buenas, pero tocar en Buenos Aires es mucho más difícil que tocar en Salta. Tocar allá para doscientas personas a diez pesos la entrada es redifícil.


¿Obtuvieron algún premio?

TK ― Participamos en un concurso que organizó, en el 2008, la Subsecretaría de la Juventud, donde participaron 36 bandas. El premio consistía en $10.000, $ 5.000 destinados para instrumentos de la banda y $ 5.000 en calidad de donación para alguna escuela. Y nosotros habíamos quedado mal, por culpa mía –aclara Facundo–, con una escuela en San Antonio de los Cobres, porque quedamos en ir a tocar y yo me emborraché y no llegamos ni a la terminal, así que no fuimos y quedamos muy mal. Y participamos por eso, para arreglar la situación con esa gente de San Antonio de los Cobres. Fueron cuatro eliminatorias extensas que duraron unos cuatro meses, las eliminatorias fueron en el “Estadio Delmi”. Cuando se enteraron de los resultados, muchos participantes se quejaron porque no están preparados para ciertas cosas.


El jueves 30 de Julio, esta joven banda expondrá sus producciones musicales y en la “Plaza 9 de Julio” presenciaremos el espectáculo que nos brindará “Teddy Krueguer”; unos chicos que sueñan con entusiasmo, desde esta pequeña aldea, abrir sus alas y expandirse por el resto del planeta con su música para dar a conocer sus “conexiones con esta tierra”.



Marissel Salomón